Justicia sorda y ciega: Cadena perpetua para Reina Maraz

reinamaraz

Esta tarde se conoció la sentencia a Reina Maraz, condenada a prisión perpetua acusada de matar a su marido. La condena fue “por homicidio doblemente calificado, premeditado y por alevosía”, según la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de Quilmes. En la audiencia de ayer, las juezas Silvia Etchemendi, Marcela Alejandra Vissio y Florencia Butiérrez leyeron la sentencia contra Maraz por el asesinato de Limber Santos, su marido. Los fundamentos se darán a conocer el próximo 11 de noviembre. Desde la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), que intervino como veedor de la causa y logró que le propicien un intérprete a Maraz para que pueda declarar en su lengua materna, aseguraron que hoy se cometió una “terrible injusticia”.

(Descargar) Margarita Jarque

“Reprodujeron el relato del fiscal y dieron por válida la cámara Gessell tomada al hijo mayor, desoyendo a los peritos que argumentaron su invalidez por ser breve y guiada para que el niño insinúe la culpa de la madre”, afirmó la directora de Litigio Estratégico de la CPM, Margarita Jarque.

Maraz había detallado la semana pasada, en un testimonio ante el tribunal que se extendió durante tres horas, los abusos que sufrió mientras convivía con su esposo y los golpes que este le daba, incluso hasta dejarle inconsciente en una ocasión.

“Reina está muy sorprendida, como lo estamos todos, porque hay una justicia que no escucha la verdad y le cayó encima con todo su peso”, aseguró Jarque.

Reina Maraz, llegada a Argentina junto con su marido y sus dos hijos en 2009, fue detenida nueve meses después en nuestra ciudad, acusada de matar a su marido junto con Tito Vilca, un vecino suyo fallecido el pasado año.

Sin la presencia de un intérprete de quechua, Maraz estuvo bajo prisión preventiva en la unidad penal 33 de La Plata desde entonces y dio a luz a su tercer hijo en esas circunstancias, sin entender de qué la acusaban.

Tampoco le permitieron tener contacto con su hijo mayor por tres años y medio, quien se encontraba con su familia paterna y fue sometido a los 5 años -hoy tiene 9- a la cámara Gessell, que el fiscal alega que es prueba de la culpabilidad de Maraz.

Actualmente, los tres hijos de la mujer viven en Bolivia, bajo la guarda de su abuelo paterno.

“No se ve la subalternidad en la que se encuentra esta mujer, como migrante, aborigen, mujer, analfabeta, pobre y víctima de violencia”, afirmó insistentemente la Comisión Provincial por la Memoria.

En La Vía, el martes por la mañana, esto decía Margarita Jarque, horas antes de ser conocida la sentencia.

Descargar Margarita Jarque

Nuevamente volvimos a conversar con ella este miércoles por la mañana, con la sentencia ya conocida, sobre las impresiones que le dejó este juicio y esta rara forma de hacer justicia que tuvo la Justicia.

Descargar Margarita Jarque (Entrevista Completa)

28 y 29 /10/2014 – La Vía, lunes a viernes de 8.00 a 10.00 por Radio Estación Sur 91.7